INICIO QUIÉNES SOMOSDÓNDE ESTAMOSHISTORIA FEDERACIONES FARE FARCAL PROGRAMAS ACTIVIDADES EL ALCOHOLISMOSOBRE EL ALCOHOL FAQTEST DE CAGE ARTICULOS CONTACTARFORO

Facebook

 

Guia Informativa

Preguntas Frequentes sobre el alcohol y el alcoholismo

1. ¿El alcohol es una droga?

2. ¿El alcoholismo es una enfermedad?

3. ¿Qué es el alcohol?

4. ¿Qué efectos tiene el alcohol?

5. ¿Afecta el alcohol por igual a todas las personas?

6. ¿Qué diferencias existen entre el abuso y la dependencia al alcohol?

7. ¿Cómo es la dependencia al alcohol?

8. ¿Cómo es el síndrome de abstinencia del alcohol?

9. ¿Si aguanto más cada vez, es porque controlo más?

10. ¿Es malo beber solo los fines de semana?

------------------------------------------------------------------

 

1. ¿El alcohol es una droga?

. Droga es toda sustancia que, introducida en el organismo produce una alteración del funcionamiento natural del sistema nervioso central de la persona y además puede crear dependencia psicológica, física o ambas. De este modo se afirma que el alcohol es una droga porque su consumo altera el sistema nervioso central y es susceptible de crear tolerancia y dependencia.

El alcohol es nuestra droga cultural socialmente aceptada, formando parte de una larga tradición. Por ese motivo es legal y por ello resulta más difícil aceptar que cuando consumimos alcohol nos estamos drogando, a pesar de la evidencia que arrojan los siguientes datos:

  • En España mueren cada año 12.000 personas a causa de enfermedades o accidentes ocasionados o favorecidos por el consumo de bebidas alcohólicas.
  • En Europa, el abuso de alcohol es responsable de una de cada cuatro muertes entre jóvenes varones de 15 a 29 años. Por esta causa mueren cada año en Europa 57.000 jóvenes.

------------------------------------------------------------------

 

2. ¿El alcoholismo es una enfermedad?

Sí, el alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y a menudo mortal; es un trastorno primario y no un síntoma de otras enfermedades o problemas emocionales. La OMS (Organización Mundial de la Salud) lo reconoce como tal y así mismo supone un auténtico problema de salud pública.

------------------------------------------------------------------

 

3. ¿Qué es el alcohol?

Llamamos alcohol al etanol o alcohol etílico, que es un compuesto químico, que se presenta como un líquido incoloro, volátil e inflamable. Además de aparecer en las bebidas alcohólicas, se utiliza como desinfectante, disolvente y anticongelante. También está presente en ambientadores, perfumes y cosméticos, en pegamentos y pinturas. Se ha utilizado como combustible doméstico e industrial, incluso hoy en día hay países, como Brasil en los que sustituye a la gasolina en los vehículos.

Para el ser humano es un tóxico, depresor del sistema nervioso central que adormece progresivamente el funcionamiento de los centros cerebrales superiores, produciendo desinhibición conductual y emocional.

------------------------------------------------------------------

 

4. ¿Qué efectos tiene el alcohol?

Varían en función de la dosis ingerida:

  • Desinhibición llegando hasta la pérdida de control.
  • Euforia inicial, que puede derivar en impulsividad, agresividad e irreflexión.
  • Relajación, que puede concluir con descoordinación motora, o incluso en coma.
  • Aumento de la sociabilidad, que puede dar lugar a impertinencia, pérdida de autocontrol y de habilidades sociales.
  • Locuacidad inicial, que puede concluir con dificultades para hablar.
  • Dificultad para asociar ideas.

------------------------------------------------------------------

 

5. ¿Afecta el alcohol por igual a todas las personas?

Los efectos del alcohol dependen de diversos factores, entre otros:

  • La edad: Beber alcohol mientras el organismo todavía se encuentre madurando es especialmente nocivo.
  • El peso: Afecta de modo más severo a las personas con menor masa corporal.
  • El sexo: Por factores fisiológicos, los efectos del alcohol son mayores en las mujeres que en los hombres.
  • La cantidad y rapidez de la ingesta: A más alcohol en menos tiempo, mayor intoxicación.
  • La ingestión simultánea de comida: El estómago lleno, sobre todo de alimentos grasos, retrasa la absorción y dificulta la intoxicación.
  • La combinación con bebidas carbónicas (tónica, coca-cola, etc.): Aceleran la absorción del alcohol y por lo tanto intoxicación.

De este modo se puede decir que hay variaciones importantes entre diferentes personas, incluso no afecta del mismo modo siempre a una persona ya que depende de la cantidad, velocidad, digestión, etc...

------------------------------------------------------------------

 

6. ¿Qué diferencias existen entre el abuso y la dependencia al alcohol?

Abuso: Es aquella relación con las drogas en la que se producen consecuencias negativas para la persona y/o para entorno, derivadas de su consumo. Se considera un abuso siempre que el consumo lo realice:

  • Una persona menor de edad.
  • Una mujer embarazada o en estado de lactancia.
  • Cuando se esté o se vaya a realizar alguna actividad de riesgo.

Este tipo de relación con el alcohol, provoca a corto plazo importantes problemas en la vida de la persona a nivel social, familiar, laboral y personal además de estar muy cerca de favorecer la tolerancia y por lo tanto una probable dependencia.

Dependencia: Aquella situación en la que la persona siente la necesidad imperiosa de consumir, pierde libertad de elección frente a la sustancia. Ante determinadas situaciones esta persona necesita consumir. Esto no significa que alcohólico sea únicamente la persona que se emborracha todos los días, sino que también lo es quien no puede parar de beber una vez que empieza, es decir, que ha perdido esa libertad, aunque su consumo no sea diario (fines de semana, celebraciones, reuniones, etc).

El síndrome de abstinencia del alcohol está caracterizado por ansiedad, temblores, insomnio, náuseas, taquicardia e hipertensión, que puede desembocar en un delirium tremens si no es tratado. Es de tal magnitud, que existe riesgo para la vida, por lo que siempre debe ser supervisado por personal sanitario.

------------------------------------------------------------------

 

7. ¿Cómo es la dependencia al alcohol?

Dependencia: Aquella situación en la que la persona siente la necesidad imperiosa de consumir, pierde libertad de elección frente a la sustancia. Ante determinadas situaciones esta persona necesita consumir. La dependencia tiene dos dimensiones:

Dependencia física: Se produce cuando el organismo se ha habituado a la presencia de la sustancia, de tal modo que para poder funcionar con normalidad necesita mantener un determinado nivel en sangre. La dependencia presenta dos características fundamentales:

  • Síndrome de abstinencia: Síntomas que aparecen cuando el nivel de droga en la sangre se sitúa por debajo del habitual.
  • Tolerancia: Proceso en el que el organismo necesita cada vez dosis mayores de sustancia para obtener los mismo efectos.

Tras un período de desintoxicación, esta dependencia física suele desaparecer en un plazo relativamente corto, dependiendo de cada sustancia. Así, en ocasiones puede alargarse hasta 15 días.

Dependencia psíquica: Es el impulso o necesidad compulsiva de consumir una sustancia, buscando efectos. Estos pueden ser agradables, cuando se trata de obtener placer, euforia, sociabilidad, etc, o la reducción de los desagradables, como aburrimiento, estrés, timidez, o los derivados de la propia abstinencia.

La desaparición de la dependencia psicológica es a menudo un proceso más lento y costoso que en el caso de la dependencia física, ya que intervienen factores muy diversos, tales como la personalidad, ambiente social, historia personal, lo cual supone la ruptura de comportamiento mantenido durante años, que requiere así mismo de aprendizaje o recuperación de habilidades para afrontar la vida (obtener satisfacción, superar el aburrimiento, afrontar la ansiedad, establecer relaciones, etc) sin necesidad de usar drogas.

------------------------------------------------------------------

 

8. ¿Cómo es el síndrome de abstinencia del alcohol?

Cuando una persona alcohólica abandona totalmente el consumo de alcohol o lo reduce drásticamente, aparecen una serie de síntomas y signos clínicos que conforman el síndrome de abstinencia: temblores (generalmente en las manos), nauseas (especialmente por la mañana), dolores de cabeza, ansiedad, etc. Estos síntomas no son necesariamente peligrosos, sino desagradables, ya que además suelen acompañarse de un fuerte deseo por consumir alcohol.

Cuando el síndrome de abstinencia es más grave, pueden aparecer otros síntomas tales como el aumento en la sudoración y la frecuencia cardíaca, inquietud e incluso delirium tremens.

El Delirium Tremens es la manifestación más grave del síndrome de abstinencia. Se trata de un estado agudo fluctuante, caracterizado por la confusión y la disminución del nivel de conciencia (delirium), junto a la aparición de alucinaciones (generalmente visuales), temblores, agitación, insomnio e hiperactividad vegetativa (sudoración excesiva, subida de la temperatura corporal, hipertensión arterial, etc…). Una vez que el delirium tremens comienza, pueden producirse convulsiones muy graves, ataques al corazón y apoplejías que pueden ser mortales. Por este motivo siempre se recomienda la supervisión médica cuando se inicia el proceso de abstinencia.

Síntomas del Síndrome de Abstinencia:

  • Ansiedad Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Insomnio
  • Sudoración excesiva
  • Temblores (en manos)
  • Signos vitales elevados
  • Alucinaciones visuales, auditivas y táctiles, transitorias
  • Ansia de consumo
  • Alteraciones del estado de la conciencia Inquietud, agitación

------------------------------------------------------------------

 

9.- ¿Si aguanto más cada vez, es porque controlo más?

No. Cuando una persona aguanta cada vez mayores cantidades de alcohol no se debe a una ventaja, puesto que indica que su organismo ha comenzado a desarrollar tolerancia. Esto quiere decir que necesita cada vez mayores dosis o cantidades para obtener los mismos efectos. De hecho puede ser el primer indicio de peligro pues es un estado previo a la dependencia.

------------------------------------------------------------------

 

10. ¿Es malo beber solo los fines de semana?

Evidentemente depende de la cantidad. Si entendemos beber los fines de semana como “pasarse”, es muy perjudicial, porque el organismo se somete a un gran esfuerzo para eliminar grandes cantidades de alcohol en poco tiempo. Por ejemplo es mucho más nocivo tomar seis consumiciones una noche que salimos, que tomar una sola cada día de la semana. Porque las consecuencias aparecen con mayor rapidez (mayor posibilidad de desarrollar tolerancia, mayor riesgo de accidentes, repercusiones sobre el organismo, etc.).

 

 

 
Fundación Gutiérrez Manrique

AREMI - C\ Los Almacenes 16 Bajo - (09200) Miranda de Ebro -Teléfono : 947 33 18 58 - 695 464 192 - aremi@aremi.es

Aviso Legal